¿Qué son y cómo actúan la libertad, la inteligencia y la voluntad en el ser humano?

¿Qué son y cómo actúan la libertad, la inteligencia y la voluntad en el ser humano?

" ...podremos volver a ser libres, con un buen uso de nuestra inteligencia y voluntad. 
Y entonces podremos decir esas palabras Año Nuevo = Lucha Nueva..."

Realmente es profunda e intrincada la cuestión humana. Por qué, pues porque gozamos con unos DONES de los que no gozan ningunos de los otros seres creados en este mundo material en que vivimos. Estos dones son la LIBERTAD, la INTELIGENCIA y la VOLUNTAD. Ellos deberían funcionar en una perfecta armonía en nuestro SER, tal como había sido dispuesto en el origen de la humanidad, y así funcionaron, hasta que en el primer hombre y mujer ingresó la soberbia de querer ser igual a Quien los creó,osea Dios, y esta soberbia, trajo como consecuencia que se distorsionara totalmente esa armonía interior. Desde entonces esos 3 preciados dones quedaron heridos, tal como quedó herida nuestra naturaleza humana. Por tanto en lugar de actuar coordenadamente y en perfecta armonía, cada uno de ellos tiende a actuar en nuestro interior en forma desordenada.

Tenemos libertad, pero que entendemos por libertad? Libertad, no es hacer cualquier cosa que se nos ocurra. Nuestra libertad termina donde comienza la libertad de las demás personas. Por eso cuando pretendemos extralimitar el uso de nuestra libertad, le estamos quitando libertades a los demás. Y esto deja de ser libertad y se transforma en libertinaje, que es priorizar por sobre todas las cosas mi yo, sin importarme nada del resto. Y este abuso de la libertad, lo podemos hacer porque somos seres inteligentes, o sea que tenemos capacidad de razonar nuestros actos y además tenemos voluntad, o sea que actuamos por propia decisión.

Se dice que nuestra persona humana esta permanentemente bombardeada por una cantidad de estímulos, algunos serán espontáneos, o sea que surgirán naturalmente, pero otros de esos estímulos están muy bien diagramados por mentes humanas que tratan de hacer que influyan en nosotros de tal manera que terminemos actuando tal como ellos nos proponen, sean por motivos comerciales, ideológicos, políticos, etc. Podemos preguntarnos ¿vale realmente desearnos Feliz Año Nuevo?, no sería más lógico desearnos Feliz Lucha Nueva en el Nuevo Año, porque nuestra vida es eso, una continua lucha personal, contra nuestras propias pasiones que brotan de nuestro interior y contra todas las agresiones que recibimos del mundo que nos rodea y a las que les tenemos que poner el pecho para no sucumbir a ellas.

"Si ganamos en obtener una virtud, es muy bueno que ella permanezca,porque nos mejora a nosotros y a los que nos rodean..."

En nuestra mente se dan procesos psicológicos y procesos fisiológicos. Dichos procesos podrán hacer que podamos vivir una vida sana, mentalmente y físicamente hablando, siempre y cuando estén en un buen equilibrio. Pero como lo vemos a diario, el equilibrio es lo más difícil de conseguir, con mucha facilidad nos vamos hacia un lado o hacia otro y está en nosotros haciendo un buen uso de esos dones de Libertad, Inteligencia y Voluntad que busquemos conseguir el equilibrio tan deseado.

Decía más arriba que en nuestra mente se dan procesos psicológicos y fisiológicos, estos últimos se vienen estudiando desde no hace mucho tiempo, pues antiguamente sólo se consideraban los procesos psicológicos de nuestra mente, pero ambos están combinados. En nuestra mente actúan simultánea ambos procesos. Se ha hablado mucho hasta ahora de los procesos psicológicos de la mente humana, pero se ha estado olvidando el aspecto fisiológico que tiene nuestra mente, y eso es lo que se ha comenzado a estudiar mucho en estos últimos años. ¿En qué consisten esos procesos fisiológicos de la mente? Pues consisten en que en nuestra mente, entre nuestras células neuronales, se van estableciendo circuitos de conexión (no olvidemos que nuestro sistema nervioso funciona por impulsos eléctricos). Dichos circuitos con el paso del tiempo y la repetición de acciones se van afianzando, o sea que esto termina produciendo que, ante un determinado estímulo, actuemos casi sin pensarlo de una manera determinada, pasando por alto toda una serie de pensamientos y razonamientos necesarios para la acción final. Esto ocurre tanto para las acciones buenas que hagamos, como para las acciones malas que podamos realizar. Por ejemplo una persona que fue trabajando en su interior una determinada virtud, como por ejemplo la paciencia, pues le será mucho más fácil seguir viviendo esa paciencia, a pesar de contrariedades que le pudieran surgir en el camino de su vida. Por otra parte una persona que comenzó a vivir un vicio, o sea lo contrario a una virtud, por ejemplo el mal humor, todo lo que le ocurra lo tenderá a ver con un sentido negativo. Y si bien nunca dejan de existir la Libertad, la Inteligencia y la Voluntad en cada uno de nuestros actos, esas cadenas de conexión neuronales hacen que no funcionen en su plenitud en cada oportunidad que se produzcan estímulos similares. Si ganamos en obtener una virtud, es muy bueno que ella permanezca, porque nos mejora a nosotros y a los que nos rodean, pero si lo que se fue afianzando en nosotros es un vicio, eso nos va destruyendo a nosotros mismos y también hace que influyamos negativamente entre quienes nos rodean.

El camino en este caso es ir reemplazando esas cadenas de interconexión neuronales que nos llevan a ese vicio, por otras cadenas neuronales que vayan desactivando las primeras y de esa manera disminuyan en nosotros esas conexiones viciosas, hasta llegar el punto de extinguirlas o dejarlas activas en una mínima expresión y totalmente dominadas. De esta forma podremos volver a ser libres, con un buen uso de nuestra inteligencia y voluntad. Y entonces podremos decir esas palabras Año Nuevo = Lucha Nueva, una lucha permanente, continua, como el latir del corazón, donde habrán avances, y también podrán aparecer retrocesos, pero lo importante es siempre poner todo el esfuerzo para ir hacia adelante en nuestra aventura de la vida, hacia la meta final que es alcanzar el mayor grado de perfección que razonablemente y con rectitud de intención podamos, y de esa forma nos encuentre el momento de nuestra partida de este mundo, que no sabemos cuando va a ser, pero que indefectiblemente nos va a ocurrir a todos.

  "Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto."
(Mt. 5:48) 

 Si estas dispuesto a iniciar el proceso de reconciliación de las heridas emocionales, haz clic en el siguiente enlace. Podrás ponerte en contacto con uno de nuestros consejeros.
__
Felipe Gabriel es consejero del apostolado para personas con AMS, dedica gran parte de su tiempo al desarrollo de textos y reflexiones en temas de espiritualidad, filosofía y teología. Guía a personas que desean superar su AMS. 
Puedes contactar en fgabriel@comprenderysanar.org